PERSONALIDAD. ¿Cambiar nuestra personalidad?

PSICOLOGÍA

Psicología en Casa

por Marina Gómez

Nuestro carácter varía con el paso de los años más de lo que los psicólogos hemos supuesto durante tiempo… ¿se puede mejorar la forma de ser de manera deliberada? 


Ayer oí en consulta “mi marido me ha dicho que intente convertirme en una persona más ordenada” y esta frase me hizo pensar… ya que, lo que pretende su marido es que mejore un rasgo de su personalidad. Por tanto, para convertirse en una persona más ordenada, solo tiene que practicar a diario esa conducta, hasta transformar el orden en un hábito. Y así, con todo. 


La personalidad es un patrón de pensamientos, sentimientos y conducta. Cada persona tiene asociado un patrón de personalidad, y en ese patrón aparecen nuestras formas de pensar, nuestros sentimientos y nuestra forma de comportarnos. Por tanto, no se trata de cambiar el patrón que hemos desarrollado, si no mejorar/cambiar conductas que van asociadas a él. Y todo cambio de conducta es repetición hasta convertirla en hábito.


Nuestra personalidad no es rígida, sino que se transforma con el paso de los años, por experiencias y roles sociales que vamos adquiriendo. A la mayoría de las personas les gustaría cambiar al menos un aspecto de su personalidad, y en realidad, puede resultar posible. 


Os hablo de cambiar rasgos, características de personalidad… pero ¿qué es la personalidad?


A diario, la palabra personalidad aparece en los medios de comunicación, redes sociales, horóscopos, y en general hablan de “personalidades fuertes, líderes, capacidades, etc…” y los psicólogos nos llevamos las manos a la cabeza cuando leemos estas expresiones. En psicología, la personalidad es un patrón individual relativamente estable de pensamientos, sentimientos y conductas. Cada persona tiene por definición una personalidad. Y, de hecho, es única. Aunque la personalidad sea multifacética, se define a través de cinco rasgos principales: y a través de diferentes test y métodos podemos determinar como se manifiesta en cada persona cada rasgo, y saber así sus conductas asociadas.


¿os apetece conocerlos y valorar vosotros cuales os pueden definir?
Veámoslos:
APERTURA A LA EXPERIENCIA.
-Poco marcado: se aferra a lo conocido, poco dado a experimentar cosas nuevas.
-Muy marcado: creativo, receptivo, investiga, desarrolla nuevas ideas.
EXTRAVERSIÓN.
-Poco marcado: poco emprendedor, suele retirarse de situaciones sociales, carácter tranquilo.
-Muy marcado: sociable, activo, toma el liderazgo en los grupos.
RESPONSABILIDAD.
-Poco marcado: caótico, desordenado, posterga tareas, despreocupado.
-Muy marcado: ordenado, diligente, constante.
AFABILIDAD.
-Poco marcado: poco dispuesto al compromiso, flexible.
-Muy marcado: solícito, bondadoso, afable.
NEUROTICISMO.
-Poco marcado: equilibrado emocionalmente, sin miedo, satisfecho consigo mismo, tranquilo incluso bajo estrés.
-Muy marcado: emocionalmente inestable, ansioso, tenso, inseguro, temeroso.

Y ahora que, ¿te ves reflejado de manera marcada o poco marcada en alguno de los grandes rasgos de la personalidad?

Reproducir vídeo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.