El Belén Viviente de Beas cierra sus puertas 37 años después

BEAS TRADICIONES

El Belén viviente de Beas no abrirá sus puertas esta navidad debido a la situación que está atravesando nuestro país, y que tanto nos está cambiando nuestras vidas. Es la primera vez que esto ocurre en estos 50 años de historia de la obra navideña, solo en el año 1983 tuvo que cerrar pero una vez abiertas las puertas en aquella edición

A las 6 de  la tarde lluviosa de ayer la Hermana Mayor de la Hermandad de Ntra. Sra. de los Clarines Juani Becerril hacía público el Comunicado Oficial junto al alcalde de la localidad Diego Lorenzo Becerril.» Esta hermandad es consciente de las consecuencias que podría ocasionar un brote de Covid-19 en nuestro municipio, debido a ello se ha decidido no abrir este año el Belén Viviente de Beas. Ha sido una difícil decisión, aunque estamos convencidos de que actuamos desde la responsabilidad«, anunciaba Juani a la vez que nos invitaba a «Vivir el nacimiento del niño Jesús encomendándonos a él para que esta pandemia termine lo antes posible«.

Por su parte el alcalde de la localidad «respalda totalmente la decisión tomada por la Junta de gobierno de la hermandad porque creo que es una decisión valiente, responsable y consecuente con la situación que estamos viviendo«.

«Creo que el pueblo de Beas va a entender perfectamente esta decisión, ya que no se puede poner en riesgo la seguridad ni de las casi 170 personas que forman parte de cada una de las escenas de este Belén, ni la de los miles de visitantes que pasan cada año por nuestro pueblo que está en torno a las 20 0 30 mil visitas , dependiendo del año», continuaba el edil a la vez que pedía la colaboración de todos a la hora de ayudar a la hermandad de otra manera y hacer un esfuerzo más ya que como saben casi el 90 % de sus ingresos dependen de la obra navideña.

Caprichos del destino, «El pasado año anunciábamos que íbamos a celebrar el 50 aniversario y que le iban a entregar la medalla de la provincia de Huelva y fijaros en la tesitura que nos encontramos este año, pero la hermandad siempre ha sabido resurgir de los momentos más adversos, lo hizo en el año 1983 cuando ya se había abierto en aquella edición y tuvo que cerrar por los acontecimientos acaecidos en la discoteca «Alcalá 20» de Madrid, que obligó a revisar las instalaciones y la seguridad, pero que resurgió al año siguiente inaugurando precisamente las nuevas instalaciones que son las que podemos disfrutar hoy en día » terminaba el alcalde.

Esta año sin duda va a ser especial y Beas va a vivir su navidad como muchos de sus habitantes ni siquiera recuerdan , una Navidad sin su tradicional Belén Viviente, una Navidad distinta, una Navidad especial, una Navidad en la que el niño Jesús nacerá en cada uno de nuestros corazones.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.