Diputación ha atendido las necesidades básicas de más de 8.000 familias

NOTICIAS PROVINCIA

Para hacer frente a las necesidades sociales que la crisis sanitaria ha provocado en la provincia, la Diputación de Huelva ha implementado nuevas prestaciones, incrementado las ayudas existentes, reforzado el personal de servicios sociales e impulsado redes comunitarias para optimizar los recursos destinados a paliar los devastadores efectos de la pandemia.

Así lo ha manifestado la presidenta de la institución, María Eugenia Limón, que ha resaltado la capacidad demostrada por los equipos comunitarios de servicios sociales de Diputación para responder al desafío provocado por la COVID-19.

Así, desde el inicio de la crisis, la institución provincial ha atendido las necesidades básicas de más de 8.000 familias, poniendo a su disposición ayudas directas, como las de emergencia social, prestación de la que en 2019 se beneficiaron 85 familias y el año pasado 460. También ayudas económicas para familias con menores en riesgo o dificultad social y compra de alimentos en el comercio local. Igualmente se han atendido las necesidades de 792 núcleos familiares, a los que se ha ofrecido asistencia psicoeducativa por los equipos de intervención social y de tratamiento familiar.

Paralelamente, el Servicio de Información y Orientación, que es junto al de Ayuda a Domicilio, uno de los más demandados por la ciudadanía, ha visto incrementado el número de personas usuarias, ya que a sus competencias tradicionales ( proporcionar información y gestión de recursos, facilitando el acceso a estos recursos mediante orientaciones prácticas y asesoramiento técnico) se ha unido el asesoramiento para la solicitud del Ingreso Mínimo Vital y de otras medidas puestas en marcha a causa de la pandemia. Durante este período más de 35.000 personas, un 14,58% del total de población, han accedido a este servicio, considerado como la puerta de entrada al sistema de servicios sociales en su nivel primario.

Del Servicio de Ayuda a Domicilio, que Diputación viene prestando desde hace más de treinta años, y que en estos momentos adquiere una mayor relevancia, se benefician en la provincia casi 5.000 personas, gracias al trabajo de más de 1.700 auxiliares SAD.

María Eugenia limón, que ha asegurado que “desde el minuto cero la Diputación de Huelva ha estado al lado de las personas y familias que más lo han necesitado”, ha recordado la campaña de ayuda de emergencia y garantía alimentaria, que al inicio de la crisis, con una inversión de 600.000 euros y la colaboración de los Ayuntamientos, atendió a 7.200 familias.

Según ha señalado la presidenta, ante las circunstancias especiales motivadas por la pandemia, se han habilitado nuevos recursos de atención a distancia a las familias, que se han compaginado con la actuación presencial. Así, acompañamiento y seguimiento telefónico semanal, información telemática con protocolos de actuación, incluyendo apoyo psicológico y educativo, además de asesoramiento y propuestas para lograr un ambiente positivo o poder afrontar procesos de angustias generadas por la crisis sanitaria y social y procesos de duelo por la pérdida de un ser querido.

María Eugenia Limón, que ha agradecido el “intenso trabajo” que están realizando los equipos de servicios sociales municipales y comunitarios, ha resaltado que debido a la crisis sanitaria Diputación ha reforzado su personal de servicios sociales con la contratación de 12 trabajadores (11 mujeres y 1 hombre).

Desde el año pasado, estas nuevas incorporaciones se suman al personal (165 personas) que trabajan habitualmente en las nueve zonas básicas de servicios sociales de la provincia. A través de las centros de Servicios Sociales Comunitarios ubicados en estas zonas, Diputación asiste, en estrecha colaboración con los Ayuntamientos, a una población de 241.000 residentes.

La responsable provincial, que ha lamentado que la pandemia tiene un elevado impacto social, sobre todo en la población ya considerada vulnerable, ha asegurado que Diputación trabaja ya en la creación de redes comunitarias locales para optimizar los recursos destinados a paliar los efectos del COVID 19 en la provincia.

Redes sociales, capaces, según ha informado, de dar “cohesión y coherencia a las múltiples actuaciones, ayudas y recursos que desde distintos ámbitos públicos y privados se han implementado ante el mayor desafío al que se enfrenta nuestro país en democracia”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.