Pequeñas obras de arte

PSICOLOGÍA

Psicología En Casa

Por Marina Gómez

Decretado el estado de alarma en nuestro país (y ya casi a nivel mundial). Estamos ante una situación jamás vivida, jamás contada, sin precedentes, por lo que jamás gestionada.
Informarse bien, y evitar bulos, seguir las recomendaciones sanitarias y poner una dosis de humor, factores clave.

   Ahora estamos en casa con nuestros peques más que nunca, la situación así lo requiere, y muy probablemente, la mayoría de vosotros esté re-decorando las paredes de la casa… ¿me equivoco?
   Es momento de jugar, bailar, gritar, aplaudir, aburrirse, llorar, pintar, disfrazarnos… y volver a aburrirnos. Pero, sobre todo, de DIBUJAR. Solo hay que abrir las redes sociales, no hay niño o niña que no haya hecho ya miles de dibujos en casa. Dando ánimos, pidiendo que nos quedemos en casa, descargando energía sobre el papel, cartulinas o lo que tengan a mano para sacar al artista que llevan dentro. Y vosotros, los padres, buscando el rincón o la pared más adecuada para colgar todas esas pequeñas obras de arte, que quedarán para recordar la Pandemia que vivió el mundo entero en el año 2020…
   Y que así sea. Los pequeños están tan asustados por esta situación como nosotros. De repente, dejan de ir al cole, la vía de socialización más importante con la que cuentan. Nunca han vivido nada así. Se lo toman como unas vacaciones, pero a medida que pasa el tiempo, deja de ser así, la realidad es que están atrapados sin poder ver a sus amigos. Incluso veréis que su comportamiento va a cambiar, habrá más problemas, berrinches, conductas negativas. Es lo normal, y esperable. Lo que necesitan ahora es sentirse arropados y queridos.
   Dadles un tiempo para las tareas escolares, pero no pretendáis la organización y el horario perfecto. No. No es el momento. No tengáis miedos, no se van a quedar atrás en el cole, todos los niños están así, cuando se vuelva al cole, se pondrán todos al día.
   Ahora aprovechad que están en casa… podéis jugar, pintar, ver películas, disfrazaros… o simplemente acurrucaros sobre la manta, y no haced nada.
   Pero os animo a no cortar sus alas para dibujar, y re-decorar la casa si es necesario, ¿sabéis qué sucede cuando pintáis y dibujáis con los niños?
  • Entendemos mejor el mundo en el que viven.
  • Los conocemos mejor.
  • Dejamos que expresen sus sentimientos y emociones.
  • Podemos dar solución a las cosas que les inquietan.
  • Desarrollamos sus habilidades sociales y aprenden a comunicarse.
  • Aprecian nuestra confianza en ellos.
  • Les enseñamos a que de los errores se aprenden y que no es negativo.
  • Pasamos tiempo de calidad con ellos.
   Y recordad siempre, que la forma que tiene un niñ@ de ver el mundo es muy distinta a la nuestra.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.