La vuelta al cole y la Covid-19

PSICOLOGÍA

Psicología en Casa

por Marina Gómez

La vuelta al cole es inminente y la mayoría no sabemos qué va a pasar: qué va a pasar con nuestros hijos, con nuestros trabajos, con nuestra propia salud o con la de nuestros padres. Han sido unos meses muy intensos en los que hemos tenido de todo, desde balcones llenos de aplausos hasta miles de personas muriendo solas.

La verdad es que el ritmo de publicaciones científicas de la Covid-19 en estos meses ha sido frenético y no ha sido fácil ni lo es hoy asimilar toda la información que nos va llegando porque, en ocasiones, se contradice a la publicada un par de semanas antes. Por lo que, vaya por delante que:
Aún queda mucho por ver, aprender y por llevar a la práctica. En esto consiste el método científico. Que nadie se sienta engañado, la ciencia funciona así.

Hasta el momento actual los niños, especialmente los pequeños, se han contagiado menos que los adultos y cuando lo han hecho, sus síntomas han sido más leves, más breves y muchos de ellos han cursado incluso de forma asintomática. Con los datos con los que disponemos ahora mismo opino que los niños no son especialmente peligrosos para la salud y el bienestar de otros niños, ya que los niños enferman menos, de una forma leve y más corta que los adultos.

Pero no debemos perderlos de vista como vectores o transmisores en su entorno más cercano.
Por lo que, en los colegios, como en el resto de los lugares a los que vamos, lo principal es cumplir con las medidas de protección.

Y ahora bien
¿Qué ocurre con la vuelta al cole?

Pues si me permitís la opinión en este tema, he echado en falta más liderazgo más premura, más comunicación e información a la población. No dudo que no se haya trabajado sobre ello a nivel estatal pero la sensación generalizada de la población es que nos ha pillado el toro.
Los padres, madres y las personas que vamos a estar trabajando con esta población (infantil y juvenil), estamos preocupados por la vuelta al cole.

Desde mi humilde opinión:
Debemos garantizar la asistencia presencial a todos aquellos niños para los que la escuela sea su refugio, su alimento, su lugar de reencuentro con todo aquello que no tienen en su casa.

La escuela es mucho más que en lugar donde se aprenden materias y conocimientos varios.

Tenemos miles de niños en entornos vulnerables en los que la comida del comedor escolar es la única comida en condiciones que hacen al día por poneros un ejemplo. 

Niños que son víctima de violencia familiar, una población grande y silenciosa de la que nadie habla.

Niños con necesidades especiales a los que no se les pude dar una asistencia online, ya hemos comprobado que con ellos no funciona.

Niños que no tiene ningún medio digital para seguir las clases desde casa.

Muchísimo ánimo a todos.

Todos estamos en este barco, no lo olvidéis.

Los sanitarios también tenemos hijos, también tenemos padres y personas de riesgo a nuestro alrededor; nosotros también estamos preocupados, también deseamos una feliz y segura vuelta al cole.

Así que aportemos ideas, rememos en la misma dirección, aunamos fuerzas porque las vamos a necesitar.

Intentemos ayudar con ideas constructivas y eficaces en lugar de lanzar mensajes catastrofistas vacíos de contenido.

Todos deseamos que esto pase cuanto antes y todos debemos colaborar, todos, sin excepción, hasta nuestros hijos y así es como se lo debemos transmitir.

Y una última cosa:
Por favor, vestid la vuelta al cole de la misma magia e inocencia que otros años.

Nuestros hijos no tienen la culpa de nada y llevan muchos meses escuchando hablar de muertos y enfermos, de secuelas y crisis, de dramas y protestas.

Reproducir vídeo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.