Lorena Bardallo:»Lo pasaba mal al no poder atender a los pacientes»

EMPRESAS

No hay nadie que ponga en duda a estas alturas lo difícil que ha sido para todos este estado de alarma, confinamiento, virus o como lo queramos llamar. A todos nos pilló por sorpresa y tuvimos que actuar según lo que nos iban marcando las autoridades sanitarias. Pero de lo que tampoco nadie puede dudar a día de hoy es que para las personas que han tenido que estar al frente  arriesgando su salud y la de los suyos por atendernos aún ha sido más difícil.

Es el caso de Lorena Bardallo que ha tenido que estar al frente de su clínica durante este confinamiento atendiendo las urgencias que surgían  «teníamos restringido usar turbinas por la generación de aerosoles y el riesgo que conllevaba, pero tampoco podíamos dejar a los pacientes desamparados, ya que si cerrábamos completamente, las urgencias tendrían que haber ido a los hospitales que ya estaban saturados, entonces por eso nos dejaron abiertos para poder atender las urgencias«, argumentaba Lorena

No ha sido fácil sobre todo al principio atender a los pacientes ya que «venían un poco asustados, pero sabían que una clínica dental es donde menos riesgo podían tener. Nosotros tenemos unos protocolos de limpieza y desinfección altísimos desde siempre, y aunque si es cierto que venían preocupados pero preferían venir a la clínica que a los centros de Salud o a los hospitales tal y como estaban en ese momento«.

Tanto Lorena como sus auxiliares han estado en todo momento perfectamente informadas por el Colegio de Dentistas de los protocolos a seguir « Durante el confinamiento hemos hecho unos cursos sobre COVID-19 , para informarnos de los métodos a los que tenemos que poner barreras para evitar el contagio, de los síntomas que pueden aparecer en los pacientes, etc., pero los protocolos que ya nosotros teníamos son prácticamente los mismos, solo hemos tenido que reforzar nuestras medidas de protección individual , cambiar las mascarillas quirúrgicas por las de alta protección y unos uniformes impermeables» explicaba la dentista.

En cuanto al aumento de esas medidas de protección individual Bardallo cree que » ahora son necesarias porque el brote es grave y hay que extremar las precauciones, por nosotros y sobre todo por nuestros pacientes para que vengan totalmente tranquilos, y hasta que la situación no se controle no se podrán rebajar las medidas de protección, pero a día de hoy son absolutamente necesarias«.

Sin duda alguna no ha tenido que ser fácil enfrentarse cada día al virus desde la primera linea, pero siempre hay que ver el lado positivo de las cosas » lo mejor han sido los pacientes, como lo han entendido, han sido muy respetuosos, la responsabilidad de mis pacientes ha sido muy buena, han venido verdaderamente solo para las urgencias, y lo peor ha sido la incertidumbre de saber si íbamos a tener material suficiente para atender a los pacientes, saber que están en casa sin poder atenderlos lo pasas mal, muy mal, pero la situación no permitía hacer otra cosa«.

Lo más complicado y valiente a la vez quizás sea para nosotros el pensar como han tenido y tienen esa fuerza para enfrentarse a una pandemia mirándola de frente y acudiendo a tu puesto de trabajo, sobre todo en aquellas primeras semanas donde al ver las noticias se te encogía el alma pero Lorena Bardallo lo resume en «al fin y al cabo somos Sanitarios y los sanitarios tenemos que trabajar en este tipo de situaciones«.

Desde aquí nuestro reconocimiento y aplauso a Lorena, a sus auxiliares y  a todos los sanitarios de nuestro pueblo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.