clarines atardecer

LO QUE ME ESTOY PERDIENDO.

DESDE MI DESPACHO

Desde Mi Despacho

Por Isabel Leñero

LLevo una vida tan ajetreada que no sé si alguna vez me he parado a pensar lo que me estoy perdiendo.

En Navidad, frente a mi casa en Clarines, había un pequeño tronco con tres ramas, sin una sola hoja.

Era tan feo que pensé en ponerle unas bolas doradas y unos adornos para embellecerlo un poco.
Pensé sinceramente que era un árbol muerto.

De pronto, en Marzo, empezaron a brotarle algunas hojas, y me dije,
» ahhh pues no, parece que está vivo».

No sé como, (y a pesar de verlo diariamente) el árbol se ha vuelto de un verde frondoso, desde el suelo hasta la copa.

» ¿¿ CÓMO HA SIDO?? ¿¿ QUÉ ME HE PERDIDO??»
me preguntaba ayer.

De pronto me di cuenta de que todo a mi alrededor había cambiado:
Mis hijos se habían hecho mayores, los pájaros habían hecho un nido y criado polluelos frente a mi casa, a mis amigas les había cambiado la vida, mis padres se volvieron ancianos..
Y todo sin que yo me diese cuenta….

¿¿ DÓNDE HE ESTADO TODO ESTE TIEMPO??.

Entonces me SENTÉ.

Dejé todo y me senté.

Empecé a observar el vuelo de los pájaros al atardecer, sus cantos, sus revoloteos…
Escuché el silencio del campo, adornado con el sonido de la naturaleza.
Me paré a contemplar una puesta de sol en Clarines.
Cogí de la mano a mi marido.
Recé, recé mucho…

Y me di cuenta de lo que valen lo que llamamos «pequeñas» cosas.

No volveré a dejarlas escapar.

clarines atardecer

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.