El Reloj del Ayuntamiento se viste de verde esperanza

BEAS

Redacción:BN/Fotos: Ayto. de Beas

Solo hace falta pasear durante unos minutos por las redes sociales para darse cuenta de los mensajes y los gestos de solidaridad, ánimo y apoyo a todos los que de una forma u otra luchan por que esta crisis pase cuanto antes y de la manera menos traumática.

Algo así nos pasó en la noche de ayer cuando se cumplen ya 3 semanas desde que el presidente del gobierno decretara el estado de alarma, dándonos un paseo por las redes vimos un precioso mensaje a modo de reflexión que publicaba el alcalde de Beas Diego Lorenzo Becerril y que creemos merece que lo reproduzcamos tal cual:

ME QUEDO CON LA ESPERANZA.

Hace tres semanas, una tarde de viernes como la de hoy, llegaban las primeras recomendaciones para que nos quedásemos en casa y parásemos nuestras actividades, primero de bares y restaurantes, y, poco a poco, mcuhas más.

Esa tarde, personalmente, o por teléfono, contacté con casi todos los bares y restaurantes del pueblo para trasladarles esa recomendación – que solo un día después se convirtió en una prohibición-.

Sucedió algo parecido al día siguiente con las tiendas del pueblo. Ese sábado recorrí la mayoría de ellas explicándoles la situación, ofreciéndoles nuestra ayuda y dando recomendaciones a los vecinos que compraban para mantener esas normas de distancia que se nos pedían, y que tanto nos costaban al principio.

Esa misma tarea hubieron de hacer los compañeros de la Policía Local y de la Guardia Civi, en esos días y en los siguientes, así como muchos de los trabajadores del ayuntamiento.

Poco a poco llegaron la suspensión de actos, y fuimos asumiendo nuestra responsabilidad de permanecer en casa.

Parece, a vista de hoy, una eternidad el tiempo transcurrido.

En estas tres semanas han sido muchos los estados de ánimo: incertidumbre, miedo, impotencia, hastío, responsabilidad, voluntad de seguir adelante, esfuerzo, ilusión…

Hoy, después de ver la respuesta de la gente de nuestros pueblos, de cómo han asumido con resposabilidad, solidaridad y generosidad la lucha de cada uno de nosotros ante esta situación, me quedo con la esperanza.

Y no es solo un deseo. Las cifras, aunque son escalofriantes y nos hacen dudar, pues muchas personas se nos han ido, también son esperanzadoras, sobre todo las que hablan de las personas que se han recuperado y han salido del tunel. Más de 30.000 mil españoles y españolas que vuelven a sonreir, en una curva que sube con más fuerza que la de los nuevos contagios.

Y eso ha sido posible gracias a ese esfuerzo colectivo por tratar de luchar entre todos contra esta situación. Eso nos hace siempre tener esperanzas. Y así lo va a reflejar desde hoy el reloj de nuestro ayuntamiento que se viste de verde esperanza.

Desde hoy Beas Noticias también se viste de verde esperanza

#EsteVirusLoParamosUnidos

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.