Diputación promueve una campaña para concienciar contra el abandono animal y adoptar mascotas en vez de comprarlas

PROVINCIA

Coincidiendo con las fechas navideñas, la Diputación de Huelva, a través del servicio de Medio Ambiente, está desarrollando una campaña de concienciación para combatir el abandono de mascotas y promover la adopciones de animales del Refugio Provincial de Valverde del Camino.

A través de las redes sociales -Facebook, Twitter e Instagram- la campaña subraya que “Un animal no es un juguete. No compres. Adopta», añadiendo el lema «Dormir. Comer. Pasear. Jugar. ¡Te van a pedir muy poco para todo lo que te van a dar!”. Estos mensajes se expresan en un vídeo y un spot protagonizados por un niño youtuber, que tras explicar datos de abandono de animales, se pone en contacto con el Refugio Provincial para visitarlo, darlo a conocer y hacer un llamamiento a que no se compren animales en estas fechas sino que se adopten.

Durante el año 2019 un total de 104.688 perros y 33.719 gatos fueron abandonados en España.  Según los datos aportados por la Fundación Affinity solo el 25 por ciento de los perros y el 3,3 por ciento de los gatos recogidos por asociaciones protectoras fueron devueltos a sus familias. Entre las razones de abandono encontramos que un 15 por ciento es debido a camadas no deseadas, más de un 13 por ciento por ciento se abandonan tras el fin de la temporada de caza, un 11 por ciento por el mal comportamiento de la mascota, algo menos del 11 por ciento por factores económicos y un 10 por ciento es debido a la pérdida de interés sobre las mascotas. 

Según la estadísticas los perros son abandonados a lo largo de todo el año, con una gran incidencia justo antes del verano. La época donde más gatos ingresan en el refugio es en el segundo cuatrimestre del año, es decir, en época de cría, siendo por tanto la principal causa de abandono las camadas no deseadas.

¿Por qué adoptar en vez de comprar?

La adopción beneficia a todos los implicados, es decir, a la familia, a los refugios y por supuesto al propio animal. Son múltiples las razones por las que adoptar a nuestro futuro compañero, es siempre una mejor opción que su compra. Desde la Diputación se destacan como principales razones brindar a estos animales una segunda oportunidad: han sufrido un proceso de abandono y en muchas ocasiones maltrato, por lo que acogerlos en un hogar ayuda a que el animal recupere su confianza y su autoestima. Lamentablemente, en España, la adopción todavía no es una opción prioritaria, de forma que solo el 44 por ciento de los animales recogidos por las asociaciones son finalmente adoptados.

Otro motivo es que se generan grandes vínculos afectivos con la familia que los adopta: aunque en ocasiones, estos animales se muestren temerosos debido a sus anteriores vivencias, se van habituando a su nueva familia a medida que vayan pasando los días, mostrando cada vez un mayor vínculo afectivo incondicional.

Adoptar supone también una ayuda para otros perros y gatos que se encuentran en el refugio esperando adopción, al reducirse el número de animales albergados y mejorar por tanto las condiciones de los que esperan un nuevo dueño.

Y una razón fundamental es que adoptarlos salva vidas, ya que hay animales que pueden necesitar ser albergados en el refugio y se necesita espacio suficiente para acogerlos -por ejemplo, camadas de cachorros encontrados en la calle, animales que han sufrido un atropello o simplemente han sido abandonados por sus dueños. Adoptando también se contribuye a evitar el maltrato que sufren algunos animales al ser obligados a criar para obtener cachorros de raza.

Sin embargo, tal y como subraya la campaña, antes de añadir un nuevo compañero a las familias es importante reflexionar sobre ello. Un animal no es un juguete que pueda ser desechado una vez nos cansemos de él. Además, requiere de una serie de cuidados que se le deben de proporcionar, lo que conlleva una tenencia responsable y asociada a ella unos gastos económicos que en muchas ocasiones o no se afrontan o no pueden afrontarse por la persona dueña y es motivo de abandono.

En otros casos, las personas no están informadas del esfuerzo que conlleva educar a un cachorro ni tampoco tienen en cuenta que cada raza de perro tiene su temperamento y peculiaridades, lo que puede llevar a conflictos en la convivencia. Es muy triste que en torno a un 40 por ciento de los animales que llegan a los refugios lo hacen tras haber sido un regalo, lo que lleva a la conclusión de que casi la mitad de las personas o de las familias que se hacen cargo de estos animales no han participado en su elección. Por ello, si alguien está decidido a adoptar, los refugios permiten que puedas conocer al animal cuyo temperamento y necesidades se adapte mejor a cada familia. 

Otro punto a destacar es la importancia de esterilizar a las mascotas. Con ello, se reduce el riesgo que los animales escapen de casa y posteriormente traigan camadas indeseadas, especialmente en gatos.

En el caso particular de los gatos, se contribuye además a mantener en niveles adecuados la población en las colonias de gatos callejeros. Tampoco se puede olvidar que este tipo de animales pueden ser importantes focos de transmisión de enfermedades al ser humano, como es el caso de la enfermedad de Lyme (transmitida a través de garrapatas) la rabia, tiña, bartonellosis (por el arañazo de un gato callejero infectado). La esterilización también ayudará a que la mascota goce de una mayor calidad de vida ya que en el caso de las hembras previene infecciones uterinas y de cáncer de mama y, el caso de los machos, estos beneficios se traducen en la prevención del cáncer de testículo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.