Memoria histórica verdadera desconocida

CON LOS OJOS CERRADOS

No se puede entender esta parte de la historia de España, y en general, cualquier época de la historia, desde un punto de vista ideológico. No es posible entender lo que ocurrió desde el mundo actual, sin enfundarse unas gafas de la situación que se vivía en aquel momento, sentir el día a día de aquella sociedad, como vivían y qué sufrían.

Tampoco es posible entenderlo solo remitiéndonos a los años concretos de la guerra civil, sin tener en cuenta las guerras carlistas, la revolución del 1.934 o la II República dejando más de 2.000 muertos en toda España y considerado preludio de lo que vendría después en el 1.936 con la guerra civil. 

No es posible entender esta época sin tener en cuenta un siglo XIX lleno de conflictos, desigualdades, alto analfabetismo y violencia, manipulación de la información, aislamiento de Europa, la descomposición del imperio que fue España, desembocando en la mancha más oscura de nuestra historia. Un siglo XIX durante el que se desarrolló la I y la II Guerra Mundial, la crisis del crack del 29 golpeando todas las economías mundiales y provocando escasez, la revolución Rusa y el comunismo, el Nazismo, el fascismo y totalitarismo en distintos países, el efecto de la influencia de Stalin, Hitler y Mussolini en apoyo material y político a ambos bandos.

Es curioso que ambas ideologías solo fueron apoyadas en ambos casos por totalitarismos de derechas e izquierdas, pero en ningún caso fue apoyado por ningún estado democrático. Quien piense que hubo malos y buenos creo está en un tremendo error, y creo desconoce parte de la historia que debería repasar sin sesgo ideológico

Ninguna de las corrientes ideológicas puso de su parte para evitar esta época negra de la historia de España, ambos bandos en sus discurso previo a estallar la guerra civil adelantaban que ganarían democráticamente o por la fuerza, por las buenas o por las malas. Después de leer y escuchar sobre esta época, al final la imagen que me queda es que hubiera dado igual quien hubiera ganado, hubiera ocurrido lo mismo.

Una población pasando calamidades, en un alto porcentaje analfabetismo se deja arrastrar por lo extremos ante las dificultades del día a día. Situaciones que hoy día no podemos imaginar, una locura generalizada, en comparación con hoy que si no podemos ir de vacaciones nos sentimos los más desgraciados del mundo

La historia desgraciadamente ya no se puede cambiar pero si que podemos evitar que se vuelva a repetir, merece la pena mas que revolver el pasado para crear confrontación centrar nuestros mayores esfuerzos en fraguar un futuro de libertad, democracia, convivencia y prosperidad para nuestra generaciones. 

Casi ninguno de los que aún estamos hemos vivido ese momento, y los que vivieron seguro que cuenta grandes verdades, pero también ocultan alguna. También me sorprende que usemos la historia pasada que la mayoría no hemos vivido (no hemos estado allí, ni podremos ni imaginarlo) para revivir el conflicto y olvidamos la reciente que si hemos sufrido. Aún no puedo evitar el recuerdo si sentir escalofrío  de los asesinatos de Alberto Jimenez Becerril y su mujer en Sevilla, Miguel Angel Blanco por parte de ETA o cada vez que veo a Irene Villa, o la explosión de un coche bomba en Madrid solo unas calles mas allá de donde yo me encontraba. Yo podría haber estado allí, y no pintaba nada en ese conflicto.

Conocer la verdadera historia no es una opción, es nuestra obligación, pero para evitar que se repita, no para reavivarla, porque de ello germinará el sentimiento de nuestras futuras generaciones, y para ello es indispensable preocuparse de conocer la verdad, y no solo repetir lo que nos cuentan.

Aquí dejo algunas fuentes para escuchar una historia desde la pasión por la historia y los hechos, y no desde la ideología:

La II República. Revolución de 1934

1936. Hacia la Guerra Civil

Toda una lista completa de “podcasts” de la historia de España

Vuelgo a cerrar los ojos, soy consciente de que tengo mucho que aprender y no sé, si algo que contar ..

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.