La Cruz de los Mozos, un símbolo de nuestro pueblo

BEAS NOTICIAS

La cruz de los mozos fue inaugurada y bendecida tras su restauración el pasado 16 de Junio en un acto emotivo y que escribe una nueva página de la historia de la «Calle Larga» y de nuestro pueblo. 

Esta capilla es un símbolo de nuestro pueblo y está ahí mucho antes que ninguno de nosotros, y mucho antes de que la Calle larga tuviese la estructura urbanística que hoy tiene. Pensando un poco, seguro que podemos situarnos en como nació esta capilla.

Situándote juste enfrente de ella, a la derecha existía la ladera del cabezo grande en el que no había ninguna construcción al igual que a la izquierda de la capilla, todo eso era el arenal que llegaba al arroyo de Trigueros o al arroyo del Pilón, y en ese punto alguien decidió construir una capilla votiva para que aquellas personas que iniciaban siempre un viaje incierto por la principal entrada del pueblo, que en aquel entonces era el camino de Trigueros, se pudiera encomendar a Dios para pedir su protección en ese viaje que iba a realizar.

La Capilla no tenía ninguna construcción alrededor y estaba abierta por sus cuatro lados y por aquello de que estaba situada a la entrada del pueblo , dio la casualidad que cada año el ejército del reino de España llegaban a Beas para reclutar a los mozos que tenían que incorporarse a esos ejércitos, lo que hoy conocemos como `LOS QUINTOS´, uno de cada cinco jóvenes en edad de servir  y debían incorporarse al ejército , llegaban los carros se paraban justo en la capilla y allí se despedían de sus familias, hasta que volvían del servicio militar o la guerra que les hubiese tocado participar.

Por tanto esta capilla tenía un especial sentido para las familias que despedían aquí a sus hijos con la incertidumbre de no saber si los volverían a ver. Muchas mujeres de Beas han derramado en esa capilla lágrimas cuando esos hijos se embarcaban en los carros y se incorporaban al ejército.

Con el paso de los años la capilla poco a poco se fue rodeando de casas hasta tener prácticamente el aspecto que tiene en la actualidad, no con la espadaña que se le ha añadido en esta restauración, era una capilla mucho más sencilla, y desde el año 1929 cuando se inaugura el que por aquel entonces se llamó cementerio  de San Bartolomé, también ha sido el lugar de la última despedida que le hemos dado a nuestros vecinos y vecinas después de dejar la vida en esta tierra, en ese camino entre la parroquia y el cementerio.

Pero sobre todo La Cruz de los Mozos representa más que nada la unidad de los vecinos y vecinas de ese entorno, no solo de la calle Clarines, que por cierto este año se cumple un siglo del cambio de denominación de la misma,  que se llamó calle larga hasta 1921, sino también para los vecinos de la calle Antonio Rodríguez Waflar o los que viven en el llano de la fuente.

Para que siguiera siendo ese espacio de participación ciudadana se ha llevado a cabo la restauración de esta capilla realizada por el arquitecto Juan Manuel Becerril Domínguez. El retablo de cerámica vidriada de estilo portugués que por primera vez se realiza en nuestro pueblo ha sido obra de Pablo Domínguez y Alfarería David. Las obras de rehabilitación las ha realizado la empresa Márquez Paredes ,  José Joaquín Ramos Liroa ha realizado el remate de cerrajería en forma de cruz que corona la espadaña de la capilla, Carpintería Ramiba se ha encargado de los trabajos de restauración de los canceles, y también han colaborado en esta obra de restauración del patrimonio de nuestro pueblo Carpintería Francisco José Rebollo, Instalaciones Eléctricas Tani, Forjas y Artesanías, Mateo Sayago,  Juan Domínguez, Andrés Gómez, Lina Domínguez y  la Hermandad de Clarines cediendo la lampara de forja del techo de la capilla.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.