Y San Bartolomé bailó las calles

TRADICIONES

Redacción:/

Desde primera hora de la mañana ya se veía que era un día grande, los costaleros y costaleras del Santo iniciaban su ya tradicional «bautizo» de los que se incorporan este año. Mientras tanto en la Iglesia se rendía culto al patrón en una solemne y preciosa misa acompañada por el contratenor José Hernández Pastor.

Pasadas las 10 de la mañana San Bartolomé salía a la calle entre vivas y aplausos y comenzaba así un recorrido cargado de emoción por las calles de Beas.

Acompañado de su fiel compañera de baile, la banda de El Cerro de Andévalo, el patrón comenzó a recorrer las calles poniendo alegría por donde pasa, pronto comenzaron las primeras casas a ofrecer dulces y las primeras copitas de aguardiente que según avanzaba la mañana se convertía en cerveza y agua, mucha agua para sofocar el calor que se fue adueñando de todos los que acompañaban a San Bartolomé, que cada año son más, de distintas edades y de distintos puntos de Andalucía y de España.

En su paso, adornado con ramas de olivos, campanillas, anastasias, claveles, orquideas y helechos , San Bartolomé, uno de aquellos Doce hombres a quienes el Señor envió a predicar  el Evangelio, salió a la calle para recibir la emoción en forma de vivas y ramos de flores que recibía según avanzaba la mañana y que hace que esta procesión haya ganado en respeto, devoción y amor a un Santo que dió su vida por defender sus ideas.

A ritmo de su ya himno «Paquito el chocolatero» y un sinfín de melodías entre ellas sevillanas, el Patrón se fue acercando al templo donde fue aclamado por fieles , devotos y visitantes que este día se acercan a nuestro pueblo a participar de una procesión que se está convirtiendo en un reclamo turístico por su singularidad.

A las 4 de la tarde San Bartolomé hacía su entrada en la parroquia que lleva su nombre entre los vivas de unos costaleros y costaleras, que visiblemente cansados y emocionados, lanzaban al santo entre los aplausos de todos los presentes.

Al terminar uno de sus costaleros enseñó a todos un descubrimiento que dejó a muchos perplejos. Un novenario del patrón de hace más de 200 años, concretamente del año 1818, que aportará sin duda muchos datos de aquella época.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.