Nina Rocha enseñó sus «Huellas del Sur»

CULTURA
El 12 de octubre es el día de nuestra nación, día del descubrimiento de América, y también el día escogido para presentar la exposición de Petroglifos venezolanos, «Huellas del Sur», y que fue unida a una degustación de productos de Venezuela, pero elaborados en España por el restaurante «El Rincón de Joaquín» y organizado por la Asociación Rio Unare, como un acto más de este 25 aniversario del Hermanamiento entre dos pueblos.
El acto comenzó con unas palabras de  Natalí Rocha , hermana de la responsable de la exposición y miembro de la Asociación Rio Unare, quién emocionada le dedicó unas bonitas palabras, inclusó recordó algunos momentos vividos junto a su hermana pequeña allá en Venezuela.
Nina Rocha nació en Caracas el 19 de julio de 1979, estudió Artes Cinematográficas en la universidad central de Venezuela.  Desde el año 2000 hasta el 2009 se dedicó a la producción audiovisual en diversos yacimientos indígenas.
En el año 2008 participó en la prospección arqueológica de la isla de los Testigos, en el mar Caribe, además de excursiones en el Amazonas para ver de cerca las piedras grabadas por personas prehistóricas de 6000 años A.C.
Nina , que actualmente se dedica a la investigación y escritura de mitos y creencias del siglo XXI, tomó la palabra para explicar su obra «Huellas del Sur».
Huellas del Sur presenta los petroglifos,que eran las piedras grabadas por hombres y mujeres  6000 años AC y que representaban los primeros mensajes entre seres humanos.

 

«Contemplar los petroglifos es adentrarse a una dimensión del tiempo insospechada», describe su autora, quien comentaba que «el misterio que envuelve estas figuras invitan a la admiración de un pasado remoto que nos conduce a la imaginación libre, con todos los significados que se nos pueden ocurrir».
Tras el paseo por la exposición llegó el momento de degustar la gastronomía de ambos pueblos, por un lado se pudieron probar las ricas empanadas venezolanas, rellenas de cazón, boletus o queso y jamón, hechas con harina de maiz, y por otro productos españoles como el queso, el salchichón, el chorizo o la ensaladilla , todo perfectamente elaborado por el restaurante «el Rincón de Joaquín», al que la asociación le agradece su esfuerzo para que este acto saliera a pedir de boca.
Al acto acudieron, además de muchas personas que fueron a aquel primer viaje a Clarines (Venezuela), el presidente y miembros de la Asociación Río Unare y de otras hermandades como la de Ntra. Sra. de los Clarines o la Asociación piadosa de San Bartolomé, entre otras, y los miembros de la corporación municipal, Rosa Ruiz, Miguel Ángel Grao y David Artero.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.