Hemos perdido el Norte

DESDE MI DESPACHO

Reflexiones Desde Mi Despacho

Por Isabel Leñero

Debo ser la más tonta del mundo, la peor madre, la más tirana, porque me echo las manos a la cabeza con las cosas que pasan a mi alrededor.

Resulta que por casualidad me entero de que hay niños que juegan con dinero al juego de moda: El Fornite.

Y claro, yo me pongo muy digna, y me parece lo más grave del mundo y me preparo a hablar muy seriamente con mis hijos para advertirle de la gravedad de jugar con dinero…
¡Y se me caen los palos del sombrajo!
Literal:
Se me caen los palos del sombrajo cuando me dicen mis hijos que casi TODOS los niños tienen cuenta o tarjeta bancaria que sus padres le han habilitado y con la que pagar en el juego del fornite. Que algunos la pidieron para reyes, que otros para su cumple han recibido 70 euros para el dichoso juego, que otros tienen asignados 15 euros a la semana para jugar…
Y cuando boquiabierta me pongo a comprobar la información : RESULTA QUE ES VERDAD.

Y solo me queda llorar..
¿ Nos damos cuenta de lo que hacemos con nuestros niños? ¿Nos damos cuenta de que estamos pagando por jugar a niños que tienen menos de 12 años? ¿ Nos damos cuenta de que estamos normalizando una situación gravísima?

¡Claro como lo hacen todos!

Y porque lo hacen todos ¿ está bien?
Aficionar al juego con dinero a los niños es algo que merece una parada en el camino.
El juego puede convertirse en una adicción ( de hecho lo es) que arruina familias, casas y vidas, como la droga.

Si le preguntas te dicen: ¡Pero es de vez en cuando!

¿Se ve usted pagándole una rayita de coca a su hijo de 12 años los fines de semana? …… Es solo de vez en cuando.

Pues a mi torpe y burro entender, pagándole el fornite estamos haciendo lo mismo, aunque lo hagan tod@s.

Nuestros hijos SON NUESTRA RESPONSABILIDAD, no son un mono de feria al que hay que tener siempre contento, no son unos emperadores a los que tenemos que servir y conceder todos sus deseos.

SON PERSONAS EN FORMACIÓN a las que nos corresponde enseñar que todo lo que desean no tiene por qué ser bueno, y que en la vida, muchas cosas que nos gustan son nefastas para nosotros.

Es nuestra responsabilidad por encima de todo, y no podemos escudarnos en : Todo el mundo lo hace.

 No todo lo que hace todo el mundo está bien.

Cuando nuestros hijos comiencen a ganar su propio dinero, y se den cuenta de que con su sueldo( la mayoría mísero) no tendrán ni para vivir medianamente bien, que no les llegará ni para pagar el coche, la casa, La Luz, el agua, etc… entonces serán las personas más desgraciadas del mundo, porque han vivido como reyes y no sabrán vivir como mendigos.

3 comentarios en «Hemos perdido el Norte»

  1. Isabel, se podrá decir más alto, pero no más claro!!
    Las adicciones sin sustancias son las que a mayor velocidad se están incrementando en nuestra sociedad, y además su uso abusivo y problemático es inversamente proporcional a la edad, siendo muy frecuente en edades muy tempranas. El fomentar y facilitar el juego en nuestros hijos es algo sumamente peligroso. El símil que has hecho respecto a la posibilidad de ofrecercerles una raya de cocaina es muy grafico. Espero que sirva para que, al menos, en la sociedad beasina, tomemos conciencia de la gravedad de facilitarles a nuestros hijos una posible adicción, y digo posible, aunque com los datos en la mano, podría perfectamente decir muy probable adicción. Por Dios, RESPONSABILIDAD!!

  2. No sabía nada sobre ese juego pero sí sé que los niños y preadolescentes necesitan unos modelos a seguir y dejándolos hacer lo que quieran no haremos hombres, haremos tiranos…

  3. Cuanta verdad hay en tus palabras Isabel pero yo he quedado asombrada no tenia ni idea q existian esos juegos en niños y menos con dinero .Padres a ponerse las pilas y actuar antes q sea demasiado tarde🙏

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.