Fátima Domínguez, Romera Mayor 2019

TRADICIONES

Redacción/:

 En una plaza España abarrotada comenzaba a las 10 en punto el acto con la llegada del Simpecado al escenario acompañado de todos los miembros de la hermandad de Ntra. Sra. de los Clarines y presentados magníficamente por Juan Pablo Gómez y Belén Bando.

Tras el sonar de los Tamborileros de la Hermandad del Rocío de Trigueros llegaron una a una las candidatas a Romera Mayor 2019, presidida por la anterior María del Mar Navarro que vino acompañada por su hermano, y por los pajes Luis, Alba, Carmen y Marina.

Una vez todas en el escenario, guapísimas y nerviosas, el jurado presidido por Juani Becerril, hermana mayor de la hermandad de Clarines y formado por representantes de las distintas hermandades y asociaciones de la localidad, así como representación del Ayuntamiento de Beas, se retiró a deliberar.

Miembros del Jurado

Mientras el Jurado decidía llegó el turno de Brumas que comenzó su actuación con el tema que da título a su último disco «No hay camino mejor» ,  y siguió con temas de este disco y como no con sevillanas de siempre que arrancó a bailar a las Candidatas a Romera Mayor para así templar los nervios antes de la elección.

Grupo Brumas

Y sobre las 11 y cuarto de la noche llegó el momento más esperado por todos los presentes. Saber quién sería la elegida para  representar a la mujer clarinera este 2019.

Mª España rebollo, secretaria de la Hermandad fue la encargada de anunciar la decisión del jurado que nombró a Fátima Domínguez Domínguez, Romera Mayor 2019

Momento de la elección

Con la emoción que supone ese momento María del mar le pasó la banda a Fátima y dedicó unas emotivas palabras antes de abandonar el escenario y dejar el protagonismo a la nueva reina de la noche,que colocó la banda a sus Damas de Honor en este 2019.

El broche final lo puso Brumas que tras la elección continuó con su repertorio, que incluyó hasta unas sevillanas a la Virgen de los Clarines, algo no habitual en el grupo que emocionó a los presentes así como su despedida, con unas sevillanas rocieras, sin micros que puso la guinda a una noche fantástica y perfectamente organizada por la hermandad .

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.