El teatro social de Pedro Martín sorprende y crea conciencia

EDUCACIÓN OCIO
   Ayer a las 5 de la tarde, tuvo lugar la representación teatral ‘Reflexiones de la vagina y otras historias políticamente in-correctas’ en el Centro de Servicios Sociales del Ayuntamiento de Beas, ante un salón repleto cuyo público asistente fue mayormente constituido por mujeres.
   Una obra solidaria/social  que la Asociación Resurrección, a través del voluntariado y  usuarias de un comedor social, organiza y dirige a beneficio de diferentes causas sociales.
   La concejala de Igualdad y Políticas Sociales, Mª del Mar de la Rosa, presentó esta representación como una obra centrada en la mujer beasina, en sus logros y en sus virtudes; enmarcándola dentro de las actividades programadas que se están realizando en el Ayuntamiento de Beas por el Día Internacional de la Mujer.
   Mª del Mar expuso que «el principal objetivo de que se vea esta obra en Beas es observar como la mujer se empodera y toma las riendas de su vida en un contexto social desigual; con sus experiencias vitales como hilo conductor, observaremos y reflexionaremos como evoluciona cada personaje en la obra, no siempre de la manera más deseada».
 A continuación dio paso al director de la obra, Pedro Martín, quien agradeció al Ayuntamiento de Beas no sólo por traer la obra, sino también por su «valentía». En palabras del director, «ha demostrado, por traer este tipo de teatro, este tipo de representaciones, este tipo de temática, y este tipo de carteles, que es un Ayuntamiento valiente; que es un Ayuntamiento que apuesta por la igualdad; y que está sensibilizado con la problemática o circunstancias de la mujer».
  Pedro, que considera a la mujer en clara desventaja social, presenta la obra como historias reales de mujeres que en su momento contaron a una periodista qué les estaba pasando, como un «hilo conductor a sus vaginas». En dicha presentación, resaltó la poca afluencia de público masculino y por ello indicó que se trata de «una obra para mujeres, hombres, mayores, jóvenes y para todo el mundo».
   El director también advirtió que en algunos momentos el lenguaje empleado podría resultar algo fuerte y si alguien se sintiese abrumado/a podría salir del salón sin ningún problema. Seguidamente, aclaró que no es una obra de humor ni erótica, aunque se hable de sexo de manera lúdica pero siempre con mucho respeto, y que las actrices son personas que no se dedican a ello como profesión; algunas han pasado por comedores sociales, otras son trabajadoras, otras pertenecen a la junta directiva de la Asociación Resurrección y él mismo es un trabajador social y no un director de teatro. Insistió en que sólo «son mujeres como las que hay en el público contando historias de otras mujeres».
  ‘Reflexiones de la vagina y otras historias políticamente in-correctas’ es una pieza teatral feminista e integradora; son historias sencillas protagonizadas por diferentes perfiles de mujeres, con distintos niveles culturales y sociales, que conviven dentro de una realidad social que las sitúan en una clara desventaja, en un contexto social de desigualdad. Mujeres que cuentan con total naturalidad y libertad aspectos cotidianos de su vida. Con esta pieza teatral, hombres y mujeres pudieron sentirse identificados/as y comprender un universo lleno de obstáculos a los que mirar de frente.
  En este día también se repartieron pulseras con el lema «generación Igualdad»; lema elegido por la ONU para conmemorar el 8 de marzo y que pretende unir a personas de todos los géneros, edades, orígenes étnicos, de diferentes regiones o países, para impulsar acciones que creen el mundo igualitario que todos merecemos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.