El Resucitado culminó una Semana Santa esplendorosa en Beas

SEMANA SANTA

Con la procesión del Señor Resucitado en la mañana del domingo de Resurrección, concluyeron en Beas los desfiles procesionales de Semana Santa, después de 2 años de parón. La procesión del Señor Resucitado fue organizada íntegramente por un grupo de jóvenes de entre 15 y 20 años de edad, que con mucho esfuerzo, mucha dedicación han podido sacar un paso de estreno a la calle.


Para ello han contado con la ayuda inestimable de las Hermandades de Penitencia, y con la fuerza y el poderío de la juventud. A modo de ejemplo, el sábado por la noche, tras la vigilia pascual, transportaban a la iglesia en bicicleta las cajas y bolsas de flores para cubrir el monte del paso. Por otra parte, para el cortejo procesional, contaron con una magnifica banda de música de la Palma del Condado, que ellos mismos se están encargando de costear.

La cuadrilla de costaleros estaba compuesta por chicos y chicas de nuestro pueblo, que a pesar de no haber tenido apenas tiempo de ensayar, hicieron que el Señor Resucitado marchase magestuoso por las calles de Beas. Emocionante fue la dedicatoria que uno de los capataces, Javi Serrano, hizo de la levantá ante el Retablo de la Virgen de los Clarines. Javi arengó a sus costaleros diciéndoles que portaban a “un Cristo vivo y resucitado”, y que estaba “delante de su Madre, la Virgen de los Clarines” y que como hijos que eran, dedicaran la levantá a todas las madres.

Por último, concluyó diciendo que ” los 43 años que tengo, nunca he sido tan feliz llevando un paso que con vosotros”. Otro detalle del cortejo fue cuando el capataz, Juan Pablo Cruz, invitó a las mujeres del pueblo a cantarle al Resucitado, ya que en la primera procesión del Señor, al no llevar música, fueron ellas las que acompañaron con cantos al Cristo y era una manera de agradecerles su participación en la procesión.

La procesión concluyó minutos antes de la misa de 12 de la mañana, entre vivas al Resucitado y aplausos encendidos a los valientes jóvenes que tienen un futuro esperanzador en la semana santa de Beas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.