Beas inicia sus Cruces de Mayo a ritmo de sevillanas

BEAS OCIO TRADICIONES

Las cruces de Mayo en nuestra localidad muestran en estos días su máximo esplendor , siguiendo así una de las tradiciones más arraigadas de nuestro pueblo, que como casi todo se vuelve a retomar después de dos años sin poder celebrarse.

Para esta inauguración en la tarde noche de ayer, las niñas de la Escuela de Baile de Mariló Liroa estuvieron bailando y cantando sevillanas tanto en la Cruz de San Bartolomé, como en la Cruz de los Mozos,  acompañadas de mucha gente que degustaron las tradicionales habas enzapatás y altramuces. La Cruz de la Calle Rábida se inauguró el pasado sábado y congregó también como viene siendo tradicional a numerosos vecinos.

Ana caballero , una de las mayordomas de la Cruz de los Mozos agradecía » Al Ayuntamiento de Beas por su interés y esfuerzo por arreglar esta capilla que ha quedado muy bonita, y la campana ya ha sido la bomba. A Mariló Liroa y a todas las madres y padres por su ayuda, y por supuesto a Lina y a Andrés que ofrecen su casa para todo lo que nos hace falta» .

CRUCES DE MAYO EN BEAS

En Beas, la Fiesta de la Cruz se celebra, al menos desde el siglo XIII, tras la conquista castellana. Durante todo el año las vecinas de una calle del pueblo, o de un barrio, cuidaban con mimo y esfuerzo de las cruces instaladas en una pequeña hornacina abierta en una de las fachadas de cada vía pública del pueblo.  Al llegar el Día de la Cruz, los vecinos de la calle, en especial aquellos nombrados mayordomos, organizan una fiesta popular: pasan a instalar una capilla con la Cruz de cada calle al objeto de celebrar y conmemorar la protección alcanzada durante el año.

Esta fiesta se convierte en un signo de identidad para las personas de la calle o del entorno, así como en un espacio de sociabilidad entre los vecinos. Allí acuden otras personas del pueblo, quienes comparten momentos de ocio del entorno con cantes y música dedicados a la Cruz. Es una fiesta vecinal por excelencia, donde entre vino, altramuces y habas enzapatá, se confraterniza y se mantienen los fuertes vínculos que existen entre estas personas, y donde se liman, en muchas ocasiones, pequeñas rencillas entre los vecinos.

En Beas existieron muchas cruces y hornacinas en las calles históricas del pueblo, en algunos casos, como en la calle Larga (Clarines) esas hornacinas se transformaron en verdaderas capillas, como es el caso de la Cruz de Los Mozos, situada a la entrada del pueblo desde Trigueros, y que fue la única capilla histórica de Beas dedicada a la veneración de la Cruz en nuestro pueblo. Ya en el siglo XX, en la calle Rábida, los vecinos decidieron construir una capilla propia para su Cruz, la cual es hoy un signo de identidad de este entorno de la población. 

Esta información , de la que hemos sacado un extracto, la pueden tener completa obteniendo el librito que la Ong Manos Unidas en su delegación beasina , ha lanzado estos días con toda la información detallada de nuestras tradicionales CRUCES DE MAYO « Con el que hemos querido rendir un homenaje a los vecinos de las calles de Beas, que conservan con mimo y esfuerzo durante todo el año sus hornacinas con las cruces de sus calles, y celebran la tradición de la Cruz de Mayo, fiesta vecinal por excelencia, donde entre altramuces y habas se confraterniza y se mantienen los fuertes vínculos que otrora existían entre vecinos. Ojalá sirva este pequeño folleto para revitalizar las cruces de nuestro pueblo y animar a retomarlas en aquellas calles donde ha desaparecido«.

El libreto lo pueden obtener poniéndose en contacto con cualquiera miembro de MANOS UNIDAS EN BEAS por tan solo 3 €

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.