Ahora juegan solos.

PSICOLOGÍA

La realidad se impone, seguimos en estado de alarma, y los pequeños muestran cada día más la capacidad de adaptación que tienen.

Psicología en Casa

por Marina Gómez

Vuelvo a hablaros desde este rinconcito que hemos creado para poder hablar sobre psicología, y la realidad sigue imponiéndose. Resulta complicado compartir algún tema de interés, sin que se vea influido por la situación actual en la que nos encontramos.

Y tras 5 semanas confinados, los pequeños nos están dando una lección a todos. Nos muestran la capacidad de adaptación, flexibilidad y lo bien que bailan con la incertidumbre, en cambio, los adultos toleramos menos la situación. La mayor diferencia reside en que los pequeños descubren un trocito de mundo cada día, están acostumbrados a moverse sobre terrenos poco seguros. Por el contrario, los adultos creemos tenerlo todo bajo control. Así, cuando nos enfrentamos a un cambio inesperado, rápidamente se nos derrumba el mundo. Los niños, en cambio, afrontan la situación como si de un juego se tratara, y son felices.

Aunque en este momento mi actividad en el Gabinete está parada, como muchas actividades del país, sigo en contacto con las madres y padres de los valientes más pequeños, me mandan fotos, vídeos, me cuentan como lo llevan… y todos coinciden en lo mismo “ellos lo llevan mejor que nosotros, que estamos ya desesperados” “les es más fácil entretenerse con cualquier cosa” “aunque echan de menos el colegio y estar con los demás niños” …

Sin embargo, la conversación continúa, y sigue existiendo una queja muy común Mi hijo no sabe jugar solo, ¿qué puedo hacer o como le puedo enseñar?Claro, tras esta queja hay padres aburridos de tener que entrar en todos los juegos y propuestas de sus hijos, hacer a veces de animadores socioculturales en casa, y situaciones que entiendo, os están viniendo a la mente y os resultan familiares en estos días.

Pues bien, todo pasa por meternos en la mente de un pequeño de 4, 5, 6 o 7 años, y tener un poco de paciencia por nuestra parte. La verdad es que cuando los padres entienden estos 5 puntos y los aplican, les ayuda mucho:

  • LOCALIZACIÓN. Los niños pequeños necesitan tener a sus cuidadores a la vista. Por tanto, dales un espacio de juego que esté cerca de ti, o lleva sus juguetes donde tú estés.

  • ENTORNO CALMADO. Una atmósfera tranquila, un espacio para el juego recogido y ordenado, y tú cerca (no jugando con ellos), les da mucha seguridad, y piden menos tu participación.

  • JUGUETES SENCILLOS. Los juguetes con luces y ruidos van a excitar mucho al niño e invitarlo a enseñarte todo lo que le pasa durante el juego. Los bloques de construcción, muñecos o puzles son mejores opciones.

  • LIBERTAD. Deja que el niño se mueva, explore y actúe libremente. No intervengas ni interrumpas su juego. Solo conseguirás romper su concentración y habituarle a interaccionar contigo mientras juega.

  • PACIENCIA. No esperes largos periodos de juego independiente al principio. Si vas a empezar a aplicar esto, antes de llegar a estar 30 minutos jugando solos, tienen que pasar por 5 o 10.      

¡ÁNIMO, Y CUIDENSE!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.